Cuatro métodos para evitar que los pájaros se coman las cerezas

Frente al problema que supone que los pájaros se coman las cerezas, en el momento que estas empiezan a colorear, BirdGard Iberia expone cuatro métodos fundamentales para evitarlo.

Fuente: Interempresas

Método 1: ahuyentadores visuales

Existe una amplia gama de ahuyentadores visuales de pájaros: globos con ojos de terror, réplicas de búhos, figuras de halcones, y otras aves rapaces, etc.

Lo importante para evitar que los pájaros se acostumbren a estos ahuyentadores visuales de pájaros es que no sean estáticos. Es decir, es fundamental que se muevan con la brisa. También es importante ir cambiándolos de posición con cierta frecuencia.

El ahuyentador de pájaros se debe colocar antes de que los frutos comiencen a colorear y las aves ya se hayan habituado a picotear las cerezas.

Si ya existen muchos pájaros en el cerezo, el ahuyentador visual de pájaros puede no ser efectivo por sí solo para evitar que las aves se coman las cerezas. En ese caso, debe utilizarse como complemento a otras medidas anti-pájaros más eficaces como, por ejemplo, las expuestas a continuación.

Método 2: ahuyentadores por sonidos

Estos ahuyentadores de pájaros emiten sonidos que asustan a las aves.

En concreto, emiten una combinación de sonidos de depredadores como halcones, águilas o gavilanes, y sonidos de las propias aves que se quieren ahuyentar (gorriones, tordos, estorninos, mirlos, etc.). Cuando los pájaros escuchan estos sonidos es como si oyeran a un pájaro de su misma especie advirtiéndoles del peligro.

Los ahuyentadores de pájaros por sonidos son una solución eficaz. Son respetuosos con el medio ambiente y se mantienen efectivos año tras año como solución para espantar pájaros de los cerezos.

Método 3: redes anti aves

Las redes anti aves cubren los árboles creando una barrera física. Es importante colocarlas adecuadamente para evitar dañar el árbol.

Para elegir correctamente el tamaño de la malla, se debe tener en cuenta el tamaño de los pájaros que se acercan a comer los frutos. Puesto que, una malla con agujeros demasiado grandes permitirá que los pájaros más pequeños se cuelen dentro del árbol.

Sin embargo, si la malla es demasiado fina impedirá el paso de la luz del sol y, a su vez, perjudicará la correcta maduración de las cerezas.

Para grandes superficies, las redes anti aves pueden suponer una inversión económica elevada, tanto en términos de inversión inicial, como en cuanto al trabajo necesario para instalar, mantener y retirar las redes.

También hay que tener en cuenta que durante el invierno es importante almacenar las redes en un lugar seco, para evitar que se pudran.

Método 4: cañones ahuyentadores de aves

Aunque pueda parecer un método eficiente, los cañones de propano pueden producir explosiones de hasta 125 decibelios. Esto los hace inadecuados para su uso en ganadería, o en cultivos cerca de casas. Además, dado que emiten sonidos constantes y repetitivos, los pájaros suelen llegar a acostumbrarse y dejan de ser efectivos a largo plazo.