El director general de Desarrollo Rural destaca el “alto nivel de ejecución” del PDR que permitirá a Aragón aspirar a captar más fondos europeos

Jesús Nogués ha presentado esta tarde en la Comisión de Desarrollo Rural y Sostenibilidad las principales líneas del Programa de Desarrollo Rural aragonés, que supera los 943 millones de euros hasta 2020 y que, según ha explicado, ha servido ya para la incorporación de 1.400 jóvenes al medio rural así como para la modernización de 20.000 hectáreas de regadío

Tags: pdr

Aragón ha comprometido ya en tres ejercicios el cincuenta y un por ciento del presupuesto total del Programa de Desarrollo Rural (PRD), segundo pilar de la Política Agraria Común (PAC), y está en disposición de recibir nuevos fondos procedentes de aquellas comunidades autónomas con bajos índices de ejecución, según ha destacado esta tarde el director general de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón, Jesús Nogués, durante su comparecencia en la Comisión del ramo.

Nogués ha expuesto a los grupos, a petición del consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, las líneas principales de este proyecto del medio rural aragonés para el periodo 2016-2020 que supone una inversión de 943,5 millones de euros y que, con la regla de gasto conocida como N+3, puede extenderse hasta el año 2023.

Entre los fondos ya pagados, que ascienden a algo más de trescientos millones y medio de euros y las partidas aprobadas en convocatorias y pendientes de ejecución, Aragón destaca, a juicio de Nogués, por presentar “un elevado nivel de ejecución” que la sitúa como la cuarta autonomía que mejor ha aprovechado estos fondos procedentes al cincuenta por ciento de Europa, en un cuarenta y dos por ciento a cargo del Gobierno de Aragón y en un ocho por ciento correspondientes a inversión estatal.

Esa lluvia de millones, desglosados en actuaciones como inversiones en agroindustria (ciento cuarenta y dos millones de euros), grupos Leader (ciento trece millones), modernización de explotaciones (ciento once millones), incorporación de jóvenes al medio rural (sesenta millones) y medidas de agroambiente y clima (ciento catorce millones), tienen como objetivos la incorporación de mil cuatrocientos jóvenes al medio rural, algo que Nogués ha asegurado se va a cumplir este año ya, la modernización de veinte mil hectáreas de  regadío, la reestructuración de cuatro mil cuatrocientas explotaciones y la creación de mil ochocientos puestos de trabajo en el ámbito de diversificación del programa Leader.

La importancia de ese alto grado de ejecución que ha logrado Aragón, que la sitúa sólo por detrás de País Vasco, La Rioja y Cantabria, radica, según ha explicado Nogués, en la posibilidad de recibir nuevos fondos de aquellas comunidades. “No sólo no corremos riesgo de perder fondos europeos, sino que estamos en disposición de recibir nuevos fondos procedentes de otras comunidades con baja ejecución”, ha dicho. Para ocupar esa posición destacada en el panorama nacional, el director general ha destacado el compromiso del Gobierno de Aragón, que en cada ejercicio desde 2016 ha aportado ciento veinte millones de euros, dos más por año del ratio comprometido.

Por último, Nogués ha reconocido la “lentitud” de determinados procedimientos de concentraciones parcelarias y ha mostrado su “preocupación” por las dificultades que se están encontrando para lograr un incremento en la cifra de mujeres que se incorporan al medio rural, un objetivo que no sobrepasa el veinte por ciento y por eso ha hecho un llamamiento para “normalizar” esa figura de la mujer trabajando en el campo.

El diputado del PP Ramón Celma ha reprochado a Nogués no haberles facilitado toda esa información a los grupos y le ha lanzado una batería de preguntas como si es partidario de traspasar fondos del primer pilar la PAC al segundo, qué motivos hay para que “las comarcas más deprimidas sigan siéndolo pese a las inversiones y crezca el desequilibrio territorial” y a qué se deben las protestas de las organizaciones por la falta de inversión. 

La visión del PSOE la ha trasladado Herminio Sancho, quien ha destacado el “orgullo” que su grupo siente por la gestión del consejero Olona y del director general que ha llevado “a ejecutar el noventa y cinco por ciento del presupuesto del Departamento” y ha advertido que el próximo PDR “estará muy condicionado por lo que ocurra finalmente con la negociación de la PAC”. 

Por su parte, Román Sierra (Podemos) ha señalado que para luchar contra la despoblación también hay que impulsar “políticas públicas proactivas” en materias como la educación, la sanidad y la dependencia, “que rehabiliten un medio tratado casi colonialmente por el modelo productivo actual”, ha denunciado. Además, ha observado que las medidas para fomentar el papel de la mujer “no están funcionando”.

Jesús Guerrero ha trasladado la postura del PAR, que defiende que el Gobierno de Aragón “no está aportando a la cofinanciación del PDR lo que le corresponde ni al ritmo que debiera”, una “opinión humilde pero contundente”, respaldada, según ha comentado, por las denuncias que vienen realizando agricultores, ganaderos,  muchos municipios y espacios naturales protegidos. 

Desde Ciudadanos, Ramiro Domínguez le ha concedido a Nogués un “aprobado” por su gestión a lo largo de los años con diferentes gobiernos y, pese a la ejecución alcanzada, ha lamentado que la DGA no haya invertido aún más dinero, “algo que deberá hacer con mucha más intensidad el próximo Ejecutivo”, ha advertido. Además, ha señalado como aspecto “más flojo” la “lentitud” en las concentraciones parcelarias.   

Por último, Patricia Luquin (Grupo Mixto/IU)  ha destacado la “tranquilidad” que da poder poner encima de la mesa los datos de ejecución presentados, ha recalcado la necesidad de que el PDR se dedique exclusivamente al desarrollo rural, ha preguntado qué se puede hacer en aquellas comarcas “más deprimidas” donde menos rentabilidad ofrece el dinero invertido y ha considerado esencial que la mujer se incorpore al medio rural para que las familias se puedan asentar.

FORMACIÓN EN EL SECTOR PRIMARIO

La Comisión también ha debatido una proposición no de ley del Partido Popular que proponía instar a la DGA a “impulsar cursos de formación básica en el uso y manejo de maquinaria agrícola y en la gestión de explotaciones agrícolas y ganaderas a través de los planes de formación del Inaem”. El texto no ha salido adelante al recibir el voto en contra de PSOE, Podemos y Grupo Mixto, mientras que PAR y Cs la han apoyado. Desde el PP, el diputado Miguel Ángel Navarro ha defendido que “las instituciones deben esforzarse en impulsar la formación para garantizar la contratación de personas cualificadas” y ha lamentado que “haya cursos de tractorista de diez horas porque así no se aprende a llevar la maquinaria del campo”.

Herminio Sancho del PSOE ha asegurado que en el Inaem “hay cursos de formación” para el sector primario y ha lamentado que “desde el PP se haya puesto en duda la capacidad de los agricultores”. Desde Podemos, Román Sierra ha enumerado los cursos que se imparten en el Inaem y ha defendido que “si hubiera una demanda clara, esa formación se ofertaría”. Jesús Guerrero, diputado del PAR, considera “muy acertada” la iniciativa y ha defendido que la agricultura y la ganadería “no pueden quedarse fuera de la transformación digital”. Por su parte, Ramiro Domínguez, de Ciudadanos, ha lamentado que se crea “que para el empleo del campo todo el mundo vale porque realmente no es así”. Por último, desde el Grupo-Mixto IU, la diputada Patricia Luquin ha defendido que los cursos del Inaem se ofertan teniendo en cuenta la demanda y ha asegurado que se están impartiendo 63 actualmente.