La escasez de precipitaciones y las altas temperaturas reducen la cosecha de verdeo a la cifra más baja de los últimos cinco años

La escasez de precipitaciones y las altas temperaturas, con un verano extremadamente seco y caluroso, han afectado tremendamente al olivar y a la cantidad de aceituna de mesa apta para el verdeo, que se ha ido reduciendo de forma progresiva en los últimos días.

Fuente: Agrodigital

Tal como puso de manifiesto el técnico responsable de aceituna de mesa de ASAJA-Sevilla, José Vázquez, en la XXXV Jornada de Aceituna de Mesa celebrada el martes en Pilas, la meteorología desfavorable es la causa fundamental de la reducción de la producción nacional de aceituna de mesa que, según las previsiones de ASAJA-Sevilla, se quedará en 529.000 toneladas, una cantidad inferior a la estimada en el segundo aforo presentado por Interaceituna el 31 de agosto, en el que se estimaba una cosecha de 565.000 toneladas.


Con estas previsiones, la campaña de verdeo será inferior a la media de las últimas cinco campañas y se verá reducida en un 11% con respecto a la de la campaña 2016/2017, cuando se alcanzaron las 596.000 toneladas.


Por variedades, la que sufre una mayor merma de producción es la manzanilla, variedad de la que la provincia de Sevilla es principal productora, que se reduce en un 33%, pasando de las 215.000 toneladas de la campaña anterior a las 137.000 previstas para la presente. También se estima un descenso de un 30% en la producción de gordal, una variedad casi por entero sevillana, que pasa de las 47.000 toneladas cosechadas en la pasada campaña a las 33.000 toneladas previstas para esta. Por el contrario se observa un importante incremento de la variedad carrasqueña, que se triplica y pasa de las 17.000 a las 48.000 toneladas. Respecto a la hojiblanca, se estima una producción de 255.000 toneladas de esta variedad.